Mi Bebé Arcoiris

Hola a todos!

Había leído muchas veces esto del bebé arcoiris y sinceramente no tenía ni idea de qué significaba. Pensaba que se trataba de una forma bonita de llamar a tu bebé sin saber el trasfondo del término.

Ahora que lo sé, puedo decir que Irene es mi bebé arcoiris.

Bebé Arcoiris es aquel que nace después de una pérdida gestacional o aborto involuntario.

Y sí, tuve una pérdida gestacional antes de quedar embarazada de Irene. Un bebé estrella como se les llama y que es aquel que se gesta, pero no llega a nacer terminando en pérdida o aborto.

Y hoy después de mucho tiempo quiero hablar de él. Sabía que quería hablar de este tema, pero nunca he sabido muy bien como abordarlo, creo que aún hoy escuece un poquito el recuerdo de esa etapa de mi vida. Una etapa oscura que me hizo sacar lo peor de mi, pero que al mismo tiempo me enseño mucho.

Cuando Roberto y yo nos propusimos buscar un bebé, inocente de mi, pensaba que esto era rápido y sin mayores problemas. Así que mi desilusión fue mayúscula cuando después del primer y segundo mes intentando, el embarazo no llegaba. Mi teoriza era: si llevo toda la vida cuidándome para no quedar embarazada es que esto es coser y cantar, no? Pero por supuesto que no fue así.

Luego me enteré de que puedes tardar hasta 1 año en quedarte embarazada y que es completamente normal. Por lo que me relajé y pensé que en un año estaba bien, así que a esperar.

Como podéis imaginar me quede embarazada ese mismo mes… la mente y sus trampas.

El 28 de diciembre, sí el día de los inocentes, viendo que la regla llevaba varios días de retraso me hice la prueba de embarazo sin mucho optimismo. Pero ahí estaban las dos rayitas de mi test de embarazo que me daban un positivo, y yo no me lo podía creer!

Esta noticia no venía en un buen momento, pero oye! era mi bebé, nuestro bebé buscado y deseado, ¡claro que era un buen momento! me dije. Y fue así como se lo contamos a todo el que pasaba y quería escucharnos (inocencia pura) padres, madres, hermanos, abuelos, primos, compañeros de trabajo, amigos, creo que a los vecinos no, pero quizás a alguno si, etc.

Pasamos Noche Viaje brindando por este nuevo integrante de la familia y Reyes pensando en que al año siguiente habría un peque abriendo sus primeros regalos.

No bebí alcohol, no comí jamón, ni carne poco hecha, ni trasnoché… solo pensaba que dentro de mí crecía una personita y claro tenía que cuidarme!

Dentro de mis revisiones normales a los distintos médicos llegué a ir al medico de familia y a la matrona.

A ambos les comenté que manchaba un poco durante estas primeras semanas, que no era sangre sino algo marrón y ambos me dijeron que no me preocupará que era normal.

Pero os voy a contar la verdad, algo dentro de mi sabía que algo no iba bien. Fue un día en concreto, aun lo recuerdo, un sábado por la mañana me levanté y de pronto todas mis molestias del embarazo habían desaparecido. Tenía 6 semanas de embarazo y ya habían empezado las molestias en los pechos y malestares con los olores. Pero ese día le dije a mi Roberto, “hoy me siento como si no estuviera embarazada”

Seguía manchando en algún momento, pero no era sangre, así que le quité importancia.

Deje de hacer deporte, claro que todos ya sabían que estaba embarazada.

Semana 7 y yo ya sentía como mi barriga crecía (la verdad es que creo que eran gases y poco más) y recibí los primeros regalos para el bebé. Sí, la familia estaba ansiosa!!

La matrona me dio mi libro del embarazo, me pesó, me tomó la tensión y me dijo que comer y que no.

La primera ecografia sería a las 12 semanas.

Semana 8, era martes si no me equivoco, Roberto y yo discutíamos, seguramente por culpa de las hormonas más que por algo en concreto y entonces sentí como caía flujo, mucho flujo. Fuimos a casa y al ir al baño había mucho flujo color rosa. Nos fuimos a urgencias.

Una vez en urgencias solo pude pasar yo a la sala de espera de Ginecología, todavía no entiendo el por qué. Estaba asustada y sola en una sala de hospital mientras la única persona a la que necesitaba estaba al otro lado de la puerta.

Tardaron mucho en atenderme, pero ahí habían un par de chicas con las que pude hablar y relajarme. Ya sabes, todas te dan ánimos y dicen que esto no es nada, que no te preocupes.

Tocó mi turno y el ginecólogo decidió hacerme una ecografía. Me preguntó de cuánto estaba y siguió mirando. Sus palabra exactas siguen en mi cerebro: “Yo creo que es un aborto ya que el tamaño del embrión es menor que las semanas de embarazo. El embrión tiene un tamaño de 5 semanas y al estar de 8 semanas, es demasiado tiempo de diferencia”-

Yo sinceramente quedé paralizada y solo podía pensar ¡que menuda tontería!, era obvio que estaba de menos semanas de embarazo, porque debía quitarle 15 días desde la ultima regla y esas cosas…¿no?

Pero la única manera de confirmar el aborto era esperar una semana para ver si el embrión crecía o no durante este tiempo.7 días, que en mi caso fueron 9 porque tenía mi primera revisión con el ginecólogo a la semana siguiente y decidieron esperar hasta esa fecha para que él lo valorará.

No sé si alguien puede entender lo que es pensar que “puedes”, ni siquiera es seguro, llevar a tu bebé sin vida dentro de ti 9 días y 9 noches. Si no perdí la cordura durante esos día, estuve rozando la locura con la punta de los dedos.

Decir que fue duro, sería poco, pero aún quedaba.

9 días después, exactamente el 29 de enero del 2015, tuve la cita con la ginecóloga quien confirmó que el embrión no había crecido y que era un aborto diferido. Esto quiere decir que has perdido al bebé pero que tu cuerpo aun no lo sabe y no lo ha expulsado por el mismo.

Me derivaron al hospital. Una vez más esperando en una sala vacía y sola hasta que me atendieron.

Recuerdo la cara de la ginecóloga que me atendió, fría y seria, y las ganas de llorar y salir corriendo de ahí que yo tenía.

Me dieron dos opciones, legrado o pastillas. Yo elegí las pastillas porque lo único que quería era salir de ese lugar, ir a mi casa con mi Roberto, acurrucarme en mi cama y no salir de ahí nunca mas.

Me pusieron las pastillas vía vaginal y me dijeron que podían hacer efecto dentro de las 48 horas siguientes. Y ya, eso era todo.

Me fui a mi casa y comenzaron los dolores. Dolores muy fuertes, vómitos, diarrea, mareos, perdí el conocimiento en algún momento, me dieron todos los efectos secundarios posibles, creo. Pero estaba en mi casa, con mi Roberto. Para mi fue la mejor elección.

Y así fue como mi bebé estrella dejó mi cuerpo y dejó en mi el vacío más grande que nunca he sentido.

Lloré durante meses, sufrí en silencio mi duelo, soñé con mi bebé y pasaron todas las fechas señaladas. Fue duro y a pesar de tener a mi Irene hoy conmigo, me entristece muchísimo recordar ese momento de mi vida.

Con este relato de mi historia solo quiero enseñar que aunque es un embrión de apenas 3 centímetros, es nuestro bebé desde el momento que sabemos que está dentro de nosotras.

Cuando yo tuve mi pérdida, no sabía de nadie a quien le hubiese pasado. Desde entonces conocí muchos casos, muchas mujeres que han sufrido, que han llorado y que han vivido su duelo sin ser comprendidas. A las que la burocracia y la frialdad del sistema sanitario las dejó como un número más en las estadísticas-

Escuché tantas palabras durante las semanas que siguieron…ninguna de ellas me sirvió de nada. Para lo único que sirven es para sentirte sola y extraña en un mundo donde tu duelo no tiene lugar.

Lo único que me sirvió fue vivir mi duelo. Porque tener un aborto no deseado es doloroso para la pareja y en especial para la mujer que lo lleva dentro y no se le puede quitar importancia. Lo único que cura una pérdida, es el amor incondicional de quienes te rodean.

Volví a trabajar, me cambié de casa, salí con mis amigos, comí con la familia, volví a mi vida, pero no era lo mismo. La tristeza que dejó en mi esa pérdida duró meses.

El poco consuelo que encontré fue en Internet (y mi Roberto, claro). En este mundo 2.0 dónde hay mujeres que han pasado lo mismo, que nos entendemos, que nos leemos, que compartimos los sentimientos más profundos.

Desde aquí le mando un abrazo fuerte a cualquier mujer que esté pasando por esto, a cualquier pareja que haya sufrido una pérdida, a todas aquellas familias que no hayan visto nacer a su bebé estrella. un abrazo fuerte y toda mi energía positiva para seguir buscando a vuestro bebé.

Paloma

Pd. Esta vez no hay fotos. No sé cuales debería poner. Todas las fotos de esa época las borré. Todas.

 

22 comentarios en “Mi Bebé Arcoiris

  1. Hola Paloma, yo hace un año tuve un aborto retenido a las 9 semanas, pero nunca paso las 6. Me siento muy identificada con tu historia, yo tmb tome pastillas (20!!!) con las que sufri muchisimo y tuve que terminar en legrado porque mi estrella no se queria ir del todo… la pase muy muy mal, yo no habia contado nada todavia y despues lamentablemente me senti comprendida por muy poca gente, la verdad que nadie entenede por lo que se pasa y como se sufre, estuve un año casi llorando todos los meses cada vez que me venia y encima luego de eso tuve un sobrino, dos amigas embarazadas, compañeras de trabajo etc! en todos mis circulos habia una embarazada por lo que fue mas duro aun!
    Hoy, un año despues logre quedar nuevamente embarazada, y la verdad que aunque esta avez ya tuve la primera eco y lo vi y escuche no puedo estar totalmente feliz, tengo dias de mucha angustia pensando que puede pasarme lo mismo, me esta costando muchisimo, incluso solo lo saben mis padres y mi suegra porque hasta la eco de las 12 semanas (que es la semana proxima) no lo quiero contar…. Esperemos que esta vez todo vaya bien y que pueda tener a mi bebe arcoiris y despues de la prox eco disfrutar del embarazo porque hasta ahora me esta costando mucho… Gracias por dar un lugar donde desahogarse y compartir con gente que realmente te comprende…..

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Lucia, no sabes lo que lamento tu pérdida. La sociedad aún no està abierta a este tema, pero somos muchas las que hemos pasado por lo mismo y aquí estamos para acompañarnos! Te entiendo perfectamente, yo aunque tuve una eco a las 8 semanas y me dijeron que a partir de ahí era muy dificil que se repitiera el aborto, estaba aterrada! Tuve momentos de verdadera locura…pero tranquila, cuando sientas a ese pequeño moverse dentro de ti los miedos seràn menos. Si tu aborto fue en las primeras semanas y ya has superado casi todo el primer trimestre, no te preocupes! Ya disfrutarás, es parte del proceso! Un abrazo fuerte y mil gracias por dejar tu comentario! Entre todas nos damos ánimos y los mimos que necesitamos. 😘😘

      Me gusta

  2. ¡Hola Paloma! Me topo ahora con este post tuyo, y mira… Nosotros pasamos por algo parecido, una pérdida, entre las semanas 12 y 14 (pero con algunos matices, como el de que cuando nos enteramos todavía estaba vivo, pero con la incertidumbre de no saber cuánto aguantaría, que al final fueron un par de semanas más… Y con ello recuerdo y pienso sobre lo que dices, del hecho de llevarle todo ese tiempo en la tripa sabiendo lo que hay…), y te leo, y el cuerpo se me sigue revolviendo, dos años y medio después.
    Aunque sea un hombre (y te puedes hacer cargo de lo que para los “hombres” significa hablar de estas cosas, y más con desconocidos…), para mí, contarlo en el blog también fue algo casi catártico. Y más bien fue casi al revés, que tuve la necesidad de contarlo, bastante rápido. Estas cosas pasan, y hay que saberlo. Y contarlo (cuando se está preparado) nos ayuda a todos. Casi siempre. Yo lo escribí en su día, como me salió, de aquella manera, y sigo pensando que fue una decisión bien tomada.
    ¡Un besazo!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu comentario! Sinceramente aunque una pérdida siempre es dolorosa, hay ciertas situaciones peores que otras, las cosas como son. Lamento muchísimo que hayáis tenido que pasar por eso, no creo que nadie deba pasar por eso nunca. Y a pesar del tiempo, creo que es algo que queda ahí, en el fondo de nuestra memoria. Antes de escribir el post pensé que lo tenía superado, pero al recordarlo todo, volví a llorar por esta pérdida.
      Como dices, hay que hablar de ello y darle un lugar dentro de la maternidad, porque el hacerlo invisible solo lo hace más doloroso.
      Un abrazo enorme para vosotros.

      Le gusta a 1 persona

  3. Se me ha hecho tan duro leerte que no soy capaz de imaginar como te podías sentir. Me alegra que ahora te sientas lo suficientemente fuerte como para poder hablar de ello. Parece que todo lo que se sale del guión establecido en la maternidad: infertilidad, perdidas… es tabú. Y no, es necesario compartirlo, para poder sanar.

    Muchas gracias por compartirlo ❤

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias preciosa! Es verdad, todo lo que no sea una maternidad perfecta, se esconde! Y con lo dificil que es pasar por estas cosas sola. Hay que darle visibilidad para que podamos compartir tambien lo malo de la maternidad. Un abrazo fuerte!

      Me gusta

  4. Me pasó lo mismo que a ti aborto diferido, yo cuando me hice l eco de las 12 semanas, fue horrible, la verdad, yo también hubo un día que sentí que ya no estaba embarazada pero no quise creérmelo, que cosas….hace poco hable de esto en el blog, fue unas semanas antes de estas últimas Navidades, ya estoy más animado pero esperando ese bebe arcoris, gracias por contarlo.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  5. Holaaaaaa!! Jolines, que mal y que tristeza..que manera de describir y relatar esa situación tan dura.Ains…mucho ánimo y fuerza para todas.Menos mal que siempre después llega la felicidad y lo empieza a curar todo, o al menos, se intenta.
    Un abrazo para ti y para Irene.

    Le gusta a 1 persona

  6. Totalmente identificada. En mi caso, mi pérdida fue en la semana 13 y fue muy duro. Mi pichón también fue un bebé arcoíris que me dio la misma vida porque pasé casi un año en un agujero (que nadie era capaz de ver).
    Creo que lo que nos pasó, al menos hablando por mí experiencia, es algo que no olvidaremos nunca. El dolor pasa, pero la espinita se quedará siempre ahí.

    Gracias por compartirlo porque, normalmente, es algo doloroso de compartir. Pero somos muchas las que hemos pasado por algo así y reconforta saber que no estamos solas, ni estamos locas, ni somos unas exageradas…

    Besos!

    Le gusta a 1 persona

    • Como lo siento! Y que pena que lo pasemos tan mal y tan solas. Y no, no estamos locas (yo tambien llegue a pensar que me habia vuelto loca) somos humanas y todo lo que sentimos es normal. Un abrazo fuerte corazón y gracias por comentar. 😘

      Le gusta a 1 persona

  7. No puedo llegar a imaginar lo duro que puede ser pasar por todo eso. Desde que ves un test de embarazo positivo te conviertes en madre, da igual que mida 1mm o 50cms. Me alegra muchísimo que superaras esa etapa y ahora disfrutes de tu preciosa bebé arcoiris. Eres muy fuerte!!!!!
    Por cierto, cuando yo quería quedarme embarazada pensé exactamente lo mismo que tu, toda la vida evitando un embarazo y resulta que no era tan sencillo!!!!! jajajajaja

    Le gusta a 1 persona

  8. No sabia que se le llamase asi. Mi peque B, tb es un bebe arcoiris. Lo mio fue mas leve en el sentido que duró menos, lo perdí antes, pero no por eso fue menos duro. Ademas en mi caso para tener a los dos fue una odisea, en tratamiento en los dos casos, aunqu siempre me quede embarazada en los tiempos de reposo 😃. Todo queda en el recuerdo y ahora feliz con mis peques😃😃

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s