Adaptación a la Guardería

Hoy me gustaría hablar sobre la famosa adaptación de los más pequeños a la escuela infantil y contar nuestra experiencia.

Cuando me puse a buscar guarderías para Irene le dí mucha importancia a cómo el centro trataba el proceso de adaptación de los niños a la nueva situación que se supone para ellos la escuela.

Creo en la importancia de este momento para los niños y para los padres. Cada niño es distinto y tiene unas necesidades y un carácter. También pienso que dice mucho de la escuela el cómo trate este tipo de temas.

Hubo de todo. Guarderías donde me decían que no me preocupase que enseguida los niños se acostumbran aunque lloren los primeros días, el periodo de adaptación era nulo. Escuelas en donde el periodo de adaptación está estandarizado y que suele durar una semana, como es caso de las Escuelas Públicas. Y escuelas, como la que finalmente escogí, dónde el periodo de adaptación es personalizado para cada niño y las posibilidades que tengan sus padres.

IMG_9130

Y aquí hago una queja formal. En nuestro sociedad no hay espacio para el niño ni para sus necesidades y es en cosas como la adaptación a la escuela infantil o colegio dónde se ve más de cerca la poca importancia que tiene para los adultos, los niños y sus sentimientos. Nunca vamos a tener una sociedad sana, si no criamos niños sanos, no solo sin enfermedades del cuerpo, si no, sanos sicológicamente. Para ello, el niño debe ser tan importante o más, que cualquier adulto.

Adaptación.

La primera semana Roberto (Padre de la criatura) se tomo vacaciones para poder estar con Irene toda aquella semana.

Fueron poco a poco. Lo importante era que ella conociera el lugar, su maestra, sus compañeros, pero en todo momento acompañada. Se intentó varias veces dejarla sola. La primera vez lloró los 20 minutos que estuvo sola. La segunda vez lloró cuando se fue su padre y cuando se acordaba y así cada día un poquito menos.

IMG_9188 (1)

IMG_9190 (1)

Seré sincera en decir que no creo que este tipo de adaptación sea la mejor. Quizás es mejor que llegar y dejarlos solos el primer día, pero creo que la mejor adaptación es aquella en la que acompañas al niños todo el tiempo que él necesite, sin necesidad de dejarlo solo. Lamentablemente tenemos que trabajar (si no es posible que no necesitásemos de guardería) y no tenemos el tiempo para acompañar hasta que ella se sienta preparada para estar sola.

La segunda semana fuí yo con ella. Fue bastante mala idea. Por un lado el que fuese yo hizo que todo empezase de nuevo y a eso le debemos sumar que la cambiaron de aula y de maestra. Por lo que fue como empezar de cero.

El primer día lloro todo el tiempo aún estando yo con ella. El segunda día, fue algo mejor. El tercer día ya estaba más suelta, bailando y jugando. Entonces me fui un ratito. Un poco de llanto al irme, y en algún momento que se acordaba. Para el viernes de esa semana ya solo lloraba cuando me iba, luego ya estaba jugando y bailando.

La tercera semana de guarde, estuve con ella las primeras horas, aunque luego me fui a trabajar. Así hasta el viernes que solo fuí la dejé y me despedí. Todos los días se queda llorando en cuanto me voy. Incluidos los dos días que llevamos de esta semana. Pero después de que me voy ya no hay más llantos.

IMG_9174 (1)

Su maestra se ha convertido en su referencia y me cuenta que cuando quiere mimos, la busca y le alza los brazos para que la coja. Esa es la labor del maestro, ser el referente afectivo y de seguridad de nuestros hijos en la escuela.

¿Cómo me sentí durante le proceso?

Aquí va la otra cara de la adaptación. La mía.

Debo decir que la adaptación para mi ha sido muy dura. Los primeros días os juro que estaba apunto de renunciar a mi trabajo y quedarme con mi niña en casa, qué dolor de corazón! Pero según vas viendo como ellos se van adaptando y se van entusiasmando con la idea de la guarde (esta mañana Irene estaba ansiosa por ir) tu corazón vuelve a tener paz y el maldito sentimiento de culpa empieza a desaparecer.

En Conclusión.

Siempre dependerá de cada niño, pero creo que el periodo de adaptación debe ser tomado como algo importante y hay que darle al niño todo nuestro apoyo y comprensión. Ponernos en su lugar e intentar entender por lo que está pasando es el primer gran paso para educar niños empáticos y conscientes de sus sentimientos.

Vosotros papá y mamás ¿Cómo habéis vivido la adaptación de vuestros peques?

¿Creéis que es importante acompañarles?

Me encantaría saber vuestra opinión y así poder compartir la experiencia.

Un abrazo fuerte,

Paloma

 

2 comentarios en “Adaptación a la Guardería

  1. No he vivido la adaptación de la guarde pero si la de mi peque con dos años en la escuela( aquí empiezan con dos) y fue una de las peores cosas que he vivido, estuvimos unos días entrando con ellos y la semana siguiente de repente ya nada, no me gusto nada de nada como se hizo, ella lo pasó mal pero yo lo recuerdo con una angustia terrible. Supongo que tú peque al ser más pequeña se ha ido haciendo mejor, así todo se pasa mal,me alegro que ya vaya contenta, es un gran peso el que te quitas de encima.

    Le gusta a 1 persona

    • La verdad es que está siendo muy duro. A la adaptación sicológica hay que sumarle todos los virus que nos traemos a casa puffff estoy K.O. Pero de todo se aprende, y esta es una lección para mi, aprender a ver sus necesidades aunque todavía no sepa expresarse es ahora mi prioridad. Un abrazo guapa!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s