Mi Alimentación Durante el Embarazo

No soy experta en alimentación ni nutrición. Lo que aparece en mi blog es solo mi opinión basada en mi experiencia personal. Aclaro esto antes de comentar cómo llevo yo la alimentación durante el embarazo. Espero que mi experiencia pueda servir a alguien más.

Confieso que el primer trimestre de embarazo fue complicado, tenía nauseas a todas horas del día, en especial por las noches y no había nada que me apeteciera, y cuando algo me apetecía era de todo menos sano. He comido pan con mantequilla como hace años no lo hacía (qué rico está oye!) platos de pasta para cenar y galletas como si no hubiese un mañana. Sinceramente cuidar mi alimentación no era prioritario, sobrevivir a las nauseas, sí.

Una vez se fueron las nauseas vino el hambre, pero el de verdad! Ya no me sentaba mal la comida y me apetecía absolutamente todo. Creo que después de estar casi 3 meses con nauseas y malestar en el momento en que estas desaparecieron, sobre la semana 14, no pude frenar mis ganas de comer y disfrutar de la comida, con lo que a mi me gusta!

Así fue como en un mes subí 3 kilos…y no es que le dé importancia a engordar como algo estético, pero esto fue una llamada de atención para mi, me preocupa más el que durante ese mes haya descuidado mi alimentación comiendo productos de bajo valor nutricional y siendo más sedentaria. Lo que al final se repercute no solo en un aumento de peso excesivo, si no, en señal de que algo no se está haciendo bien.

Cada mujer tiene un cuerpo distinto, un sistema digestivo distinto, una manera de verse personal e intransferible, por lo que esto que comento es lo que a mi me llamo la atención, pero no tiene porque ser compartido para todas. 

alimentacion embarazo
Foto amorpormil.wordpress.com

 

Así que un día después de pasar por mi amiga la báscula y ver a la maja de mi matrona poner cara de “te estás pasando” tomé un par de decisiones:

  1. Comer mejor. No menos, si no, de manera más inteligente.
  2. Hacer ejercicio. Las primeras semanas era difícil hacer ejercicio debido al malestar, pero una vez en el segundo trimestre y con las energías de vuelta, no hay excusas para no mover el trasero!

De Lunes a Viernes me es más fácil cuidar lo que como ya que mis horarios son más rígidos y me cocino mi comida cada día. Los fines de semana me permito relajarme y darme más caprichos, pero siempre con moderación, no siempre, eso es mentira cochina!

Si tuviera que dar algunos consejos que a mi me hayan servido, estos serían:

1.Come con moderación. No comes por dos, así que come como siempre lo has hecho. En este punto debo confesar que el nivel de ansiedad y las hormonas no ayudan nada de nada…así que hay que estar bastante pendiente de comer lo justo, sobre todo cuando tu estomago aún tiene sitio y comer más de la cuenta no es un problema.

2. Se consciente de lo que comes. Eres lo que comes! cada célula de tu cuerpo se forma con el alimento que tú le das y ahora también a tú bebé. Comer menos no es la solución. Debemos comer de manera más inteligente aportando a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para sentirnos con energías durante todo el día.

3. Hacer 5 comidas. Esto lo llevo haciendo hace años pero creo que es un muy buen consejo, para las embarazadas sobre todo. Durante las primeras semanas te ayudará con las nauseas, durante el segundo trimestre te vendrá genial para controlar la ansiedad y durante el tercer trimestre que el estomago ya no tiene la misma capacidad, comer 5 pequeñas raciones será la mejor solución ante las molestias.

4. Bebe mucha agua y come mucha fibra. Los principales mandamientos de una embarazada.

5. Si necesitas controlar tu peso, una buena manera de hacerlo es dejando de lado los carbohidratos simples y cambiarlos por carbohidratos complejos (cereales integrales, verduras, alimentos no refinados). Estos te aportan más nutrientes que los refinados y contienen más fibra, tan necesaria en este momento de tu vida.

Este consejo para mi es eterno! vamos que debe ser un hábito, no solo un cambio momentáneo.

6. Come una ración al día de ensalada fresca. Las verduras frescas tienen un aporte mayor de nutrientes que las verduras cocidas. Además te saciaras consumiendo una menor cantidad de calorías. Mi apuesta segura es por la noche para cenar.

IMG_9237
Foto amorpormil.wordpress.com

7. Haz que tus platos estén equilibrados. Todos tus platos deben incluir los tres macronutientes (carbohidratos, proteínas y grasas). Tengo que decir que es importante que sean de calidad? no claro que no, estás embarazada y estoy segura de que intentas comer de la mejor manera posible.

En resumen:

No creo que la alimentación que llevaba antes de quedar embarazada y la que lleve ahora estando de 6 meses deba de ser distinta. Al contrario, antes comía bien para estar sana por lo que, ahora con mayor razón debo seguir en esa línea.

Para mi es importante darme cuenta que cada mujer es distinta, su peso, sus medidas o la forma en que va creciendo el bebé así como el mismo tamaño del bebé son completamente distintos y personales. No caigamos en el tema de compararnos, lo importante es sentirse bien y sobre todo, disfrutar del embarazo!

Puedo decir que estando de 28 semanas he subido 6 kilos, pero lejos de importar el peso que llevo, lo realmente importante es sentirse bien. El poder seguir haciendo ejercicio es fundamental para mi, al igual que el sentirme ágil y fuerte. Poder trabajar y seguir con mi vida como hasta antes del embarazo, es importante. Que los cambios drásticos lo dejamos para cuando llegue Irene a poner patas para arriba nuestras vidas!

Se aceptan consejos! Todas las opiniones son bienvenidas, así que comentar comentar!

Un abrazo fuerte. Paloma

 

 

7 comentarios en “Mi Alimentación Durante el Embarazo

  1. Yo no engorde más que 9 kilos. Eso sí, durante el primer trimestre estaba loca por las verduras (no me preguntes porque) y el resto como no me permitían comer mucho azúcar y los embutidos tampoco, pues como que apenas engorde. Lo importante es sentirse bien.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo durante mi embarazo aumenté 15 kilos, y sólo llegué a las 34 semanas, así que tenía para seguir engordando. Comía súper sano. A pesar de todo me agarró la coleastasis y demás. Yo creo que depende de la alimentación, el ejercicio y también del cuerpo

    Le gusta a 1 persona

    • claro! Cada mujer es un mundo…los kilos son lo de menos, desde mi punto de vista. Lo importante es disfrutar y estar lo más sanita posible. No tenía idea de la colestasis! Gracias por leer. Un abrazo fuerte y buen fin de semana!

      Me gusta

  3. A mí el dulce y los hidratos siempre me han podido. Y en el embarazo no fue una excepción..con el dulce no me corté un pelo y como me salieron bien las curvas de la glucosa pues…para qué queremos más!! barra libre de helados y donuts!! Lo único que me hacía controlarme era imaginarme a mi pobre bebé ahí dentro atiborrándose de dulce…esa imagen era la única que conseguía frenarme. Pero no es fácil la verdad, porque entre que las hormonas van como van y que dejé la coca-cola en el embarazo (por motivos obvios…) pues a veces caer en la tentación era cuestión de tiempo: un día estricto y dos relajados jajajajaja!!!! un beso guapa.

    Le gusta a 1 persona

    • jajajajaja cómo te entiendo! Yo tengo perdición por los dulces…pero me pasa como a ti, cuando como mucho dulce pienso en la pequeña y el chute de azúcar que le he metido y me corto un poco…Lo importante es que te hayas sentido bien y que hayas disfrutado de tu embarazo. Un abrazo fuertisimo y buen fin de semana!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s